Coloraciones para el cabello
Tintes y coloraciones

Tintes y coloraciones

Tintes y coloraciones
5 (100%) 3 votes

El uso de sustancias para modificar la coloración del cabello se remontan a la Antigüedad. Los griegos con henna, los romanos con cenizas de madera, sebo de cabra, sales de plomo y extractos de plantas como bayas negras, henna y corteza de nuez, entre otros.

En la época renacentista, concretamente en Venecia, se popularizó la decoloración con sosa natural y la exposición del cabello al sol durante horas. Método que también se llevó a toda Europa. Como en el Barroco, que aparte de macerar y cocer plantas o usar alumbre de potasio para potenciar el color, adoptaron el método veneciano.

En 1840 se descubrieron las anilinas, tintes usados para teñir pieles, que posteriormente tuvieron éxito en Londres, lo que produjo su comercialización en forma de tinte sintético.

Origen de los Tintes y coloraciones

En 1863 Haussmann descubre un colorante llamado parafenilendiamina(PPD) que años después se usaría como tinte capilar, pero es en 1907 cuando Eugene Schüeller, el fundador de L’Oreal, inventó el primer tinte para el cabello y fue en ese momento cuando la cosmética evolucionó hasta las primeras gamas de color que se mezclaron con oxidante.

En la actualidad existen opciones respetuosas con el cabello, además el 60% de las mujeres se tiñen frente a solo un 10% de los hombres.

Tonos y coloraciones más usadas

Rubio: Predominante en el norte de Europa llega este tono atractivo, juvenil y lleno de vida. Ideal en rostros cuadrados o redondeados pues dulcifica y perfila las facciones.

Castaño: Es sinónimo de elegancia, madurez y estilo.  Muy común en el centro y sur de Europa, es el contraste perfecto para pieles muy blancas y rosadas.

Rojo: Pasión y atracción vienen de la mano de este color indicado para todo tipo de pieles. El caoba es el más clásico de la gama.

Negro: Sofisticado, exclusivo y misterioso, este tono exótico y con carácter procedente del sur de Europa destaca en melenas cortas.

Gris: Ya sea por imposición o por tendencia, este color se encuentra entre los más usados por aquellas que buscan ir a la última.

Tipos de tintes

Tipos de tintes

Antes de teñirte es importante que sepas lo que buscas, cuanto tiempo quieres que te dure el color, si solo te interesa cubrir canas o si tienes alergia a algún ingrediente.

Según su duración:

Permanente: Recomendado para acentuar el tono elegido o dar un cambio radical. Para evitar el efecto raíz tendrás que teñirte una vez te crezca el pelo pues no se va con los lavados.
Semipermanente: Ideal para oscurecer o mantener el tono y arreglar las raíces, este tipo de tinte aguanta varios lavados.
Temporal: Lo encontrarás en formatos variados, esta opción se va en pocos lavados.

Según el tipo de sustancias colorantes:

Naturales: Con activos como la henna, manzanilla, quina, ruibarbo o índigo entre otros, son los que menor variedad de colores tienen.
Sintéticos: Son los más agresivos pues decoloran y tiñen de forma simultánea mediante una reacción de oxidación. Actualmente sustituyen el amoniaco incluyendo además ingredientes naturales buenos para el cuidado del cabello.
Minerales o metálicos: Se van con los lavados. Ideales para cubrir las canas pero disponen de poca variedad de colores.

Ventajas:

Existen variedad de tonos entre los que elegir.
Dan un color intenso y con brillo.
Son resistentes a los lavados, a la luz del sol y el rozamiento.
Nutren el cabello, lo fortalecen y lo hidratan.
Cubren totalmente las canas.

Desventajas:

Hay que volver a teñir para evitar el “efecto raíz”.
Son agresivos con el cabello.
Existe el riesgo de alergias a sus ingredientes.

Consejos para el cuidado del cabello después de la coloración

– Lo primero que debes hacer nada más teñirte es usar una mascarilla natural ya que los tintes resecan mucho el cabello. Hay trucos específicos para cada tono: infusión de camolmila para cabellos rubios, de té para castaños y un chorrito de vinagre para resaltar el brillo de cabellos negros y pelirrojos.

– Después de teñirte espera dos o tres días antes de lavarte el pelo, así absorberá el color completamente. Si tienes que lavártelo, usa acondicionador en vez de champú para hidratar el cabello y no perder el color.

– En tu día a día procura usar champú sin sal o los indicados para pelo teñido o con mechas. Así se reduce el arrastre de pigmentos de color en cada aclarado lo que prolongará la duración del tinte.

– Córtate el pelo al menos una vez después de teñirte, aunque solo sean las puntas. Sanear el cabello contribuye a mantener nuestro color más tiempo.

Cuidados necesario para cabellos tintados

– Para peinarte usa cepillos con cerdas naturales, evitará la rotura del cabello.

– Utiliza algún protector para altas temperaturas. Recomendamos los que en su composición tengan agua y no aceite al ser más eficaces.

– Usa mascarilla capilar natural (de aguacate, huevo o aceite) mínimo una vez a la semana o después de cada lavado para dar más brillo al cabello. La hidratación hace que el color se mantenga más tiempo.

– Reduce el uso del secador, la plancha o rizador. El pelo queda seco, sin vida y muy poroso lo que hará que nuestro color apenas dure. Lo mejor es usar algún producto protector antes de secarnos para mantenerlo hidratado, brillante y con un color intenso.

– Cada diez días utiliza un champú con color para reavivar la intensidad del tinte.

– Si te bañas en el mar o en la piscina, aclárate siempre el cabello para no perder brillo.

– Usa gomas cubiertas, para recogerte el pelo.

– Si te gusta cambiar de color de vez en cuando, recomendamos teñirte mínimo cada dos meses y no antes para evitar dañar el cabello por la composición de los tintes.

Ahora que lo sabes todo sobre los tintes y sus cuidados. ¿Qué tono vas a escoger? 😉

Entrada anterior Siguiente entrada

Quizás te también te guste

Sin comentarios

Dejar un comentario

Powered by themekiller.com