Saltar al contenido
Mechas Californianas

Consejos y cuidados para un cuero cabelludo saludable

Cuero cabelludo sano

La salud de nuestro cuero cabelludo no es menos importante que la salud de nuestro cabello u otra parte de nuestro cuerpo. Hay que mantenerlo saludable y evitar infecciones o enfermedades debe de ser una de nuestras preocupaciones dentro de nuestro cuidado personal. A continuación te presentamos algunos cuidados para tener un cuero cabelludo saludable.

¿Cómo tener un cuero cabelludo sano y saludable?

Lacio, rizado, claro u oscuro, no importa cuál sea tu tipo de cabello, si no tenemos un cuero cabelludo saludable, es poco probable que tengamos un cabello en óptimas condiciones. Esto puede desencadenar en problemas como hongos u caspa.

Cuidar el cuero cabelludo es importante
Es importante tener un cuero cabelludo sano

• Al lavar tu cabello, procura secarlo correctamente o bien, deja secarlo al aire libre. Además, debes evitar lavarlo con demasiada frecuencia, ya que tanto el cabello como el cuero cabelludo generan un recubrimiento de grasa que los protege frente a las adversidades del clima y otros factores de riesgo. En caso de que lo lavemos de una manera muy frecuente, este recubrimiento desaparece y el cuero cabelludo quedará expuesto a diversos elementos que pueden afectarlo.

Si te bañas con agua caliente, generarás, además, mayor daño tanto a tu cabello como a tu cuero cabelludo. El agua caliente estimula las glándulas sebáceas de la región, responsables de la producción de la producción de aceites, haciendo que estas más de lo normal. Por ello, te recomendamos que el lavado se realice con agua a temperatura inferior a 25 grados y, preferentemente, en días alternos. Así se evita el daño causado por el exceso de agua, sin permitir la acumulación de suciedad y, además, permitiendo la correcta generación de grasa protectora.

La acumulación de productos en la raíz del cabello también puede obstruir los poros (folículos pilosos del cuero cabelludo), que es donde el pelo brota, dañando la nutrición de nuestro cabello. Por ello, después de aplicar champú o acondicionador, debemos procurar retirarlo totalmente y de manera adecuada; de lo contrario los residuos obstruirán estos folículos.

• También tenemos que hidratar correctamente, no sólo el cabello, sino el cuero cabelludo. Hay productos específicos que pueden hidratar el cuero cabelludo sin perjudicar su estado de salud; podemos aplicar alguna de las múltiples recetas naturales para realizar una mascarilla. Los ingredientes activos tales como la urea y el lactato de amonio, por ejemplo, tienen un alto poder emoliente.

Evita usar secadora o plancha para el cabello. No hay ningún producto capaz de mitigar los daños del calor excesivo, la única solución es evitar el empleo de este tipo de productos. Si usamos secadora, ésta debe mantenerse a una distancia mínima de 30 cm de la raíz del pelo. Así mismo, tengamos en cuenta que el uso de una plancha para el cabello daña a éste desde la raíz, propiciando la sequedad del cuero cabelludo.

Recuerda, en ocasiones solemos olvidar que nuestro cuero cabelludo también necesita de ciertos cuidados para que se mantenga en un estado saludable; muchos de los problemas que suelen afectar al cabello, inician con un mal cuidado del cuero cabelludo; uno de ellos, por ejemplo, la caspa.

Consejos y cuidados para un cuero cabelludo saludable
5 (99.8%) 102 votes