Saltar al contenido
Mechas Californianas

¿Cómo lucir un cabello saludable y no morir en el intento?

Sí quieres lucir un cabello saludable de forma natural, existen diferentes formas de conseguirlo. Además, no es necesario que sometas a tu cabello a costosos tratamientos químicos que muchas veces terminan por empeorar su apariencia.

La mayoría de las veces todo lo que necesitas es adquirir hábitos saludables en el cuidado de tu cabello. Por lo tanto, con pequeños cambios en tu rutina puedes mantener tu cabello saludable sin mucho esfuerzo y sobre todo sin gastar mucho dinero.

¿Qué hacer para lucir un cabello saludable y más fuerte?

Echa un vistazo a los siguientes consejos para mantener tu cabello fuerte y saludable todos los días.

Cepilla tu cabello antes de bañarte

Sin importar la textura de tu cabello, siempre es recomendable que dediques un par de minutos para desenredar los mechones. Esto debes hacerlo antes de bañarte ya que cuando tu cabello está húmedo es más propenso a la ruptura.

Por lo tanto, siempre procura cepillar tu cabello antes de la ducha para desenredar los nudos. Además, cuando cepillas tu cabello en seco, los aceites naturales se distribuyen desde el cuero cabelludo hasta las puntas.

Lo que es mejor, después de la ducha notarás que tu cabello está mucho más suave y liso para peinarlo fácilmente.

Utiliza el acondicionador con cuidado

A menos que tengas un cabello muy largo, una gota de acondicionador es más que suficiente para la mayoría de las texturas y longitudes. Eso sí, es importante que apliques el acondicionador primero en la mitad del tallo y las puntas de tu cabello.

Después esparce el acondicionador a la zona del cuero cabelludo ya que es importante que se mantenga hidratado. Luego simplemente deja que el acondicionador actúe durante al menos un minuto antes de lavar tu cabello.

Nutre tu cabello con vitaminas

La alimentación y las vitaminas tienen un papel muy importante a la hora de mentener el cabello fuerte y sano.

Entre las más importantes, a continuación enumero hasta seis vitaminas para fortalecer tu cabello y uñas:

  • Vitamina A. Está vitamina ayuda con el crecimiento del cabello y la producción de sebo, una sustancia aceitosa que hidrata el cuero cabelludo y lo mantiene sano. Se recomienda por lo tanto, consumir calabazas, espinacas, col rizada, batatas y zanahorias.
  • Vitamina B. Algunas vitaminas B ayudan con la producción de glóbulos rojos, responsables de transportar oxígeno y nutrientes al cuero cabelludo y los folículos capilares. Se recomienda que consumas mariscos, verduras de hojas verdes, carne, granos enteros y almendras.
  • Vitaminas C. Una deficiencia de vitamina C no solo puede impedir el crecimiento del cabello, sino que además puede hacerlo envejecer. Si quieres mantenerlo fuerte y saludable, incorpora esté antioxidante en tu dieta. Asegúrate de consumir guayabas, fresas, pimientas y cítricos.

Elige productos para el cabello fortalecedores

Ciertamente hay una gama muy amplia de productos para el cuidado del cabello. Esto hace que en ocasiones sea complicado escoger los más adecuados. Lo ideal es limitar tus opciones a aquellos productos que incluyen ingredientes fortalecedores para el cabello.

De preferencia opta por productos que tengan ingredientes clave como el aceite de coco, la espirulina, el áloe o el aceite de argán.

No laves tu cabello con agua muy caliente

Muchas personas no lo saben pero tomar una ducha con agua muy caliente todos los días puede irritar el cuero cabelludo y eventualmente debilitar su estructura a medida que crece.

Por lo tanto es recomendable que laves tu cabello con agua ligeramente cálida y al terminar lo enjuagues con agua fría. Esto ayudará a sellar las cutículas, incrementar su brillo y en general mantenerlo más saludable.

Ten cuidado con el sol

Los rayos UV del sol no únicamente provocan daños en tu piel, también pueden afectar la apariencia de tu cabello. Por ello, cada vez que te peines es recomendable que apliques un moldeador sin enjuague para proteger tu cabello.

Cambia tu almohada de algodón por una de seda

Lo que sucede es que con una funda de seda reduces la cantidad de fricción entre tu cabello y la tela. Esto ayuda a proteger la cutícula del cabello y con ello contribuyes a mejorar su salud.

Igualmente es recomendable que duermas con el cabello suelto atado con un moño o si tienes el cabello grueso y texturizado, con una trenza baja. De esta manera tendrás mayor control de tus mechones durante la noche.

Corta tu cabello regularmente

Un corte de cabello regularmente es necesario para que las hebras se mantengan saludables y no se rompan en los extremos. Si no quieres perder mucho cabello, puedes pedir al estilista que solo corte las puntas.

Con ello se eliminarán los extremos más dañados y mantendrás el largo de tu cabello.